CASABLANCA – Riding a black swan (2013)

La fiesta no se para en Estocolmo. La grata sorpresa que supuso el debut de Casablanca parece que no fue un golpe de suerte. El quinteto sueco ha publicado otra decena de temas de muchísima calidad, de estilos ya conocidos pero atípicamente elaborados.

 

Los primeros segundos de “The Giant Dreamless Sleep”, abriendo esta nueva entrega, parecen traernos a unos (otros) Papa Roach gritones, pero nada de eso: el disco, por raro que parezca, suena a Casablanca y casi exclusivamente a Casablanca. Es difícil tener una personalidad marcada a día de hoy, pero la voz de Anders Ljung, medio macarra y medio melódica, acompañada por incesantes guitarras y una base rítmica ligera y consistente a partes iguales, hacen que Casablanca sea una banda con personalidad propia.

 

Aunque no hayan pasado más que algunos meses desde la publicación del debut, este disco sabe a todo menos a prisa: la producción, muy cuidada, permite apreciar las elaboradísmas composiciones tan impropias del género. No hay tema con menos de tres pistas de guitarra, a cual más ingeniosa, y los temas no son ni un ápice menos frescos que los que le precedieron en su carta de presentación.

 

Temas como “Hail the liberation” (con guiño a Thin Lizzy incluido) o “It’s Alright”, sin inventar nada ni plagiar a nadie, suenan a éxito seguro. El tema que da título al álbum, así como la muy melódica “No Devil in Me” demuestran que la continuidad entre ambos discos es total, que los muchachos del debut son los mismos gamberros de ahora (al fin y al cabo, los temas son prácticamente intercambiables).

 

Y los himnos, claro. No nos olvidemos de los himnos: podemos mencionar “Barriers”, “Dead End Street Revisited”, o cualquier otra de las diez canciones que tenemos aquí. Todas valen para el directo.

 

“Riding a Black Swan” tiene, sin embargo, una cualidad añadida respecto de su predecesor: la presencia incansable de guitarras, con imaginativos dibujos, riffs, solos y casi imperceptibles arreglos son más propios de una macrobanda que de una humilde banda sueca. Algo tendrá que ver el papel de Ryan Roxy (Alice Cooper, Slash’s Snakepit), que aporta guitarras y experiencia a una banda que, claramente, sigue escalando.

 

Un buen debut puede ser un golpe de suerte. Pero cuando Casablanca firma otros diez temas impecables parece que debemos empezar a tomar muy en serio a la banda. La sorpresa que dieron en sus comienzos es suplida aquí con temas sólo un poco menos inmediatos, que son buenos de entrada pero que se hacen mejores según maduran con cada escucha. Es imposible quedar decepcionado.
Julen Figueras
TRACKLIST:

 

1. The Giant Dreamless Sleep
2. Hail The Liberation
3. Dead End Street Revisited
4. It’s Alright
5. Barriers
6. Riding A Black Swan
7. Some Misty Morning
8. Heartbreak City
9. No Devil In Me
10. Just For The Nite
Formación:

 

Anders Ljung – Vocals
Ryan Roxie – Guitar
Erik Stenemo – Guitar
Mats Rubarth – Bass
Josephine Forsman – Drums

2 comments on “CASABLANCA – Riding a black swan (2013)

  1. Muy buena Julen. Estoy totalmente de acuerdo

  2. Pingback: CASABLANCA: Cronicas (17/01 y 19/01/2014) | Rock Angels – Hard, Heavy & Melodic Rock Website

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show