ANGRA – Ømni (2018)

Hace no muchas semanas pude encontrarme con la reseña de uno de mis compañeros de oficio, la cual, desde sus líneas apasionadas, despertó en mi memoria una serie de recuerdos, a colación de su despliegue cinematográfico, que alimentaron el ansia por conseguir algo de tiempo libre para rendirme al culto de una de las referencias que asignaba en sus versos dedicados a un disco que también tuve la oportunidad de desentrañar desde otro punto de vista. En concreto, la alusión, no era otra que a la mítica saga de aquel rudo, a la par que entrañable arqueólogo llamado Indiana Jones. Tanto caló el trabajo del Mago, que sin darme cuenta, mientras realizaba las pertinentes escuchas de este ØMNI de los brasileiros ANGRA, y, con el telón de fondo del ocio que volvió a invadirme tras la ingesta de la serie completa del carismático Harrison Ford como protagonista, la saga se convirtió en la inspiración para la sonoridad de una película que yo mismo, inconscientemente, me monté en mi cabeza loca.

Y es que este nuevo disco de ANGRA, noveno de su agitada carrera, cuenta con los ingredientes idóneos para flotar sin ataduras a través de un sueño de Metal Sinfónico Progresivo de magnitudes propias de un guion manuscrito y corregido en labores de postproducción, con reportes multimillonarios en taquilla.

SINOPSIS:

OMNI (Elemento prefijal de origen latino que entra en la formación de nombres y adjetivos con el significado de ‘totalidad’), una aventura épica, desarrollada por un quinteto de solemnidad instrumental que traspasa los cánones del estilo, ejecutando sin miramientos un sinfín de recursos que evidencian su concienzuda labor de composición, a estas alturas de su carrera, con su arrolladora personalidad como insignes escuderos de un movimiento que ellos mismos ayudaron a aupar en un ya lejano 1993.

Desde la presentación Power metalera de Light Of Trascendence, declaración de intenciones para los que les descubrimos hace ya mucho tiempo (velocidad y magnificencia orquestal), trepidante preludio, y que no se diluye, pese a la versatilidad del disco, como demuestran en Travellers Of Time (contundencia, etnia percusiva y coros propios de una ópera oscurantista), Insania (con mayor enfoque progresivo y un estribillo indeleble), War Horns (con la colaboración del gran Kiko Loureiro en uno de sus solos vertiginosos)

Magia ambiental, misterios cifrados en un pentagrama de libertad compositiva que diseñan decorados efectistas al servicio de una trama argumental de novela:

Black Widow´s Web, como una canción de cuna fantasiosa (preciosa voz de Sandy), es atajada por la oscuridad gótica del dueto vocal que, entre voces limpias y guturales (Lione versus Alissa White-Gluz de ARCH ENEMY), consigue arrojar luz en un estribillo agasajador. Complejo es el desarrollo del tema, un vaivén de explosiones de tempo e intensidad realmente conseguido, ofreciendo un compendio de influencias que abarcan un innumerable manojo de estilos. También me es llamativo el solo, casa directamente con los de Michael Amott para ceder al valor técnico de un Barbosa exultante en todo el trabajo.

Involucrada en expediciones tribales, tanto en la percusión como en los coros propios de una comunidad oculta en la profundidad de la selva, Caveman, encuentra el equilibrio meditado de quien no renuncia a su origen pero contempla sin pudor el futuro. Ritmos con un Groove propio de los SOULFLY de Cavalera y la destreza arrítmica de DREAM THEATRE.

Magic Mirror, decorado propiciamente dimensionado con fundidos de Metal, Latin Jazz, Neo Clásico (personalidad YNGWIE como no podía ser de otra forma), soberbia DREAM THEATER (una vez más), opulencia orquestal y soberanía a la hora de encajar otro estribillo remarcable.

Flamenco (¿?)- Jazz de corte sudamericano, Wha incisivo en una cíclica penumbra y una cobertura de pesadumbre ambiental dotan de inquietud a Omni – Silence Inside, atrevida constancia de remanente Prog moderno metalizado.

 

Reflexiones intimistas, propias de heroicidad en relajada humanidad, Bottom Of My Soul (empapada con sensibilidad y mecida con instrumentación grandilocuente sazonada con aromas arábigos), y Always More cuyo planteamiento se acerca a INCUBUS en su Wish You Were Here, evidentemente extrapolado al obrar de ANGRA (sublimes los arreglos de cuerda que pueden hacernos flotar por un lago cristalino, remanso de paz).

Para cerrar semejante episodio digno de elogio cinéfilo, como si de una banda sonora se tratara, Omni – Infinite Nothing, completamente instrumental y orquestada, sin componentes metálicos, sirve de pantalla en negro para repasar la atribución compositiva de un trabajo impresionante.

Si te dejas llevar por la imaginación puedes crear tu propio film, al más puro estilo de aventuras, con un disco detallado al máximo para que roces los límites de tu ingenio.

Creditos:

Fabio Lione – Vocalista excelso en interpretaciones variadas, un papel de Oscar para un musical encubierto. (Y que conste en acta que nunca he sido gran admirador suyo)

Rafael Bittencourt – Guitarras y coros, miembro original e impulsor del movimiento ANGRA hasta su actual eminencia. Composición del arreglo de cuerdas en Light Of Trascendence ejecutado por la Renato de Sá Strings Ensemble y conducido por Ronaldo “Cordas” de Oliveira. Samplers adicionales por Francesco Ferrini.

Marcelo Barbosa – Guitarras. Difícil trabajo sustituir a Kiko Loureiro, que ha hecho de este músico un descubrimiento apasionante. Pocos estilos se le resisten a los que impregna una personalidad fuera de lo común. Bravo.

Felipe Andreoli – Bajo. Sobresaliente actuación y ejecución de un instrumento que tiende a perderse en este tipo de producciones y que aquí sobresale continuamente.

Bruno Valverde – Batería. El motor perfecto para no descarrilar en cada compás inquisitivo de precisión, bien sea de rapidez o de lucidez recreativa.

Orquestaciones y arreglos – Francesco Ferrini.

Teclados – Alessio Ducati, Neil Medeiros y Rafael Bittencourt. Neil Medeiros (tema 4 y 9)

Percusión – Dedé Reis (temas 2,3 y 6), Tiago Loei (tema 4) y Wellington Sancho (temas 5,8,9 y 10).

Arreglos corales – compuestos por Rafael Bittencourt

  • Interpretados por: Alirio Netto, Livia Dabadarian, Georgia Mello, Claudya Franca, Gus Soularis, Rafael Bittencourt, Felipe Andreoli y Bruno Valverde.

Apariciones estelares – Kiko Loureiro, solo en War Horns.

  • Alissa White – Gluz & Sandy – voz en The Black Widow´s Web.

Grabado, producido y masterizado por – Jens Bogren en los Fascination Street Studios, Suecia.

Masterizado por – Tony Lindgren con asistencia adicional Linus Corneliusson.

Artwork – Daniel Martín Díaz.

Artwork adicional – Gustavo Sanchez.

Concepto – Rafael Bittencourt.

Jesús Alijo “Lux”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show