ANDI DERIS & THE BAD BANKERS – Million Dollar Haircuts on Ten Cent Heads (2013)

Que ANDI DERIS es un trabajador incansable es algo que no pasa desapercibido para quienes le seguimos la pista dentro y fuera de su dedicación como frontman, compositor y letrista principal de Helloween. Coincidiendo con el inicio de la descomunal gira que los llevó por la mitad del globo presentando el disco, Straight Out of Hell, Deris ya estaba iniciando en su estudio de Tenerife la preparación y grabación de su tercer trabajo en solitario. Hacía quince años que no registraba su voz en un contexto alejado de la hegemonía del power metal que abandera con su banda madre y es que todo nos hace pesar que poseía un buen puñado de textos y melodías que, por no encajar en las líneas de la legendaria calabaza, debían aparecer como un trabajo paralelo y solista. Por otra parte, la situación económica y la crisis global generada por la avaricia de los banqueros y la corrupción financiera resultaba un escenario propicio para ofrecernos su lado crítico. Así que el cantante, espoleado por la necesidad de alzar su singular voz buscó, entre las bandas de jóvenes talentos canarios, a tres músicos que le secundaran para poner sonido a más de un tema contestatario y reivindicar, de algún modo, su compromiso con aquellos que sufren la pérdida en el estado del bienestar. O eso es lo que nos daba a entender con el título de su recién editado álbum y del que ya habíamos hecho mención hace unos meses, poco antes de sacarse al mercado (ver contenido aquí). MILLION DOLLAR HAIRCUTS ON TEN CENT HEADS, hace alusión a la despreocupada indiferencia que los grandes potentados muestran hacia la patética situación social actual de desamparo y falta de trabajo (“cortes de pelo de un millón de dólares en cabezas de diez centavos” es la traducción de este largo título).

Una vez reclutados a los miembros del grupo de rock progresivo, The White Omelette, con escasa trayectoria pero buenas dosis de entusiasmo y virtudes instrumentales incontestables, éstos se constituyeron en ANDI DERIS & THE BAD BANKERS para dar forma a un compendio de canciones que van alternando el tono crítico, al que nos referíamos antes, con algo más nostálgico, polarizando lo reivindicativo y lo sentimental e, incluso, lo solidario. La producción pasa por una profusión de arreglos que otorgan al disco una variada muestra de estilos que irradian, desde el hard rock melódico como punto central, estructuras puramente metálicas, experimentaciones acústicas y pesados grooves. Cuando escuchas el disco te das cuenta de que éste no se concibe como una unidad conceptual (ni en lo lírico ni en lo sonoro) sino que engloba un desarrollo variopinto de temas con estructuras impredecibles pero muy bien orquestadas. También es mi impresión que Andi ha querido mostrar su versatilidad a la hora de componer y que nada se le resiste cuando se rodea del personal adecuado. Directivo y con una clara idea de lo que pretende, mano a mano con Jerónimo Errecart (JeroMonoloco), ambos producen y graban en Mi Sueño, el estudio que Andi posee en Tenerife, este plástico que gustará a los más acérrimos fans del alemán pero que, sin duda, sorprenderá gratamente a quienes afronten la escucha sin prejuicios caducos. Andi Deris es un compositor excelente, que sabe manejar las líneas melódicas y cantarlas brillantemente bajo el paraguas de una buena producción, que encima, es suya también.

Me ha tocado en suerte comentaros su trabajo y es que, para mi, todo cuanto sale de la garganta de este hombre merece atención. Mi devota afinidad hacia la banda Helloween hace referirme a él con renovado respeto y admiración pero no por ello dejo de ser objetiva. Así que partiendo de esta premisa, vamos con mis impresiones sobre los temas de su tercer álbum en solitario aunque en “malas” compañías pero que han sido un acierto y las mejores que haya podido encontrar.

El disco arremete con un corto y contundente Cock que es el tema más duro del disco: excesivo y rasposo, cabreado hasta en el ritmo, Andi nos revela una de las críticas más ácidas hacia el mundo financiero; un exabrupto que no busca complacer al oyente sino despertarlo, zarandearlo y obligarlo a reaccionar. Lo que le lleva a preguntarse ¿Cambiaremos algún día los hombres? We Will Ever Change se presenta como un reflexivo planteamiento sobre la esencia del ser humano, musicalmente más sosegado que el anterior pero no exento de frustración. Si en Cock, Andi Deris nos grita, en éste se pregunta a sí mismo, buscando un tono más melódico y comedido.

Nuevamente, con Banker’s Delight (Dead or Alive) retoma registros que emplean una profusión de sonidos metálicos que me recuerdan a los planteamientos del stoner para arremeter contra la avaricia y el egoísmo de los poderosos. Suena muy actual. Y tras éste, le sigue un cuarto y nostálgico Blind, canción cuya letra es algo desconcertante pues en ella Andi nos revela lo indeterminado del destino y la fragilidad de los sueños cumplidos, facturando uno de los temas más válidos de éste álbum y si me lo permitís, mi favorito. Tal vez sea una reflexión personal ya que hace alusiones muy directas y reconocibles (I got a house and pool built in the isle of summer), iniciándolo con una intro acústica suavizada por el tono conmovedor de las guitarras.

El siguiente corte, inspirado en la vulnerabilidad del sistema que evidenció aquella emisión radiada y ficticia sobre la invasión marciana, narrada en la radio americana por un joven Orson Welles (basada en la novela La Guerra de Los Mundos), hacen de Don’t Listen To The Radio (TWOTW 1938) la canción clave para un single. Pegadiza e histriónica, a mi me recuerda sutilmente al Mrs God de Helloween, pero sin su carga de humor. No hay excelencia pero si gancho.

Con Who am I ¿quién soy? Andi se hace de nuevo una pregunta existencial, un tema que se inicia tranquilo y oscuro para luego derivar en pasajes densos y metaleros concebidos para dar intensidad a este melódico corte. Un solo de guitarra que permite al joven Nico Martín un breve y efectista protagonismo, con toda la banda enriqueciendo uno de los temas más singulares del disco.

Must Be Dreaming no es en absoluto un tema nuevo. Deris ya lo había cantado con la banda brasileña de power metal, Scelerata, quines lo sacaron en su álbum The Sniper (2012). Pero es sin duda un precioso corte, evocador y de álgido estribillo secundado por la instrumentación pesada de los Bad Bankers. En el octavo puesto encontramos The Last day Of Rain, que sigue el patrón melódico de la anterior canción y en el que merece atención un, para mi, muy aceptable riff con un caudal heavy en las seis cuerdas, integrado con una base rítmica contundente. ¡Bien por los Bad Bankers! Todo un paisaje melódico muy gratificante de escuchar.

EnAmoria fue el resultado de una colaboración que el vocalista alemán hiciera para una fundación de lucha contra el cáncer de su ciudad natal, Karlsruhe, con la implicación de un plantel de voces femeninas procedentes de diversas bandas de pop y rock de la región y otros tantos amigos músicos de bandas como Voodo Circle o Pink Cream 69. Compuesta enteramente por Andi Deris, para que con su difusión se consiguiera recaudar fondos destinados a la investigación del cáncer infantil, queda aquí registrada para delicia de los fans. Desde luego es un hermoso tema, adictivo y pegadizo, que rompe con el tono agresivo de los primeros de este disco, mostrando así la cara amable y más solidaria del frontman. El disco se cierra con dos canciones Could Go On Forever y I Sing Myself Away en las que ya notamos unos apuntes más marcados en las baladas convencionales, menos inspiradas que en otras ocasiones, pero que desde luego le sirven a Deris para recrear su voz en potentes estribillos repetitivos con la primera y mostrarnos una musicalidad mimada y sobria en la segunda.

En conjunto, este es un disco de coleccionista para aquellos que valoramos a Andi Deris, si no como un virtuoso de la voz, si como un cantante versátil que sabe imprimir un sello de autenticidad con su singular y distinguible timbre y como alguien que ha considerado rescatar del anonimato a tres buenos y jóvenes músicos canarios para quienes, con esta oportunidad, su carrera, seguro, va a despegar con nuevos ímpetus y mayor confianza.

Como tinerfeña que soy, quise ponerme en contacto con Bad Bankers así que os dejo con una pequeña entrevista telefónica hecha a Nico Martín, el guitarrista.

THE BAD BANKERS: Entrevista

Reseña por Mayca Cruz

Tracklist:

01. Cock

02. Will We Ever Change

03. Banker’s Delight (DOA)

04. Blind

05. Don’t Listen To The Radio (TWOTW 1938)

06. Who Am I

07. Must Be Dreaming

08. The Last Days Of Rain

09. EnAmoria

10. This Could Go On Forever

11. I Sing Myself Away

One comment on “ANDI DERIS & THE BAD BANKERS – Million Dollar Haircuts on Ten Cent Heads (2013)

  1. Pingback: THE BAD BANKERS: Entrevista | Rock Angels – Hard, Heavy & Melodic Rock Website

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show