THE QUIREBOYS – Crónica

THE QUIREBOYS + THE WILD ONES + VISITANTES
La Casa del Loco. Zaragoza 21/1/2016
Crónica: Toño Martínez Mendizábal – Fotos: Javier Remacha

Teruel existe y Visitantes también desde hace 20 años. La banda turolense de rock, formada por Alberto (guitarra y voz), Rubén (bajo y coros) y Gustavo (batería y coros) se presentaba en la capital maña con su quinto trabajo (Esplendor, Demencia y Olvido) bajo el brazo, un rodaje en salas de Teruel, Valencia y Zaragoza, que se nota en el escenario, y una pasión por el rock que no entiende de viajes, incomodidades o pocas horas de dormir antes de ir a trabajar. Así, cuando con algún retraso con respecto al horario anunciado, subieron al escenario, quedó patente que para ellos no era una actuación más. Iban a telonear a Quireboys, una de las mejores bandas de rock de la historia, y lo iban a hacer en una sala emblemática, por lo que gozaron a tope. Desde su inicio con Atómica, pasando por su Bad Boy, hasta llegar a su despedida con Borregos al Corral, demostraron poseer un engranaje bien conjuntado y afinado, letras reflexivas al estilo del mejor rock urbano y una actitud 100% rock & roll. No desaprovecharon la ocasión y dejaron claro que pueden entrar en el circuito del estilo sin problemas.

VISITANTES

Los jóvenes madrileños The Wild Ones, que acompañan a The Quireboys en toda la gira española, venían con su Here We Go Again y su propuesta de rock & roll de los 50 y rockabilly como banderas. Hugo Ventura (voz), Joss Cortez (guitarra y coros), Javier Cosín (bajo y coros), Juan Ki Román (batería), Luke Blanco (teclado)y Jaime Oliveros (saxofón) configuran una formación clásica con muy buenos fundamentos y una actitud acorde con su juventud que, unida a temas que podrían formar parte de una película de Elvis, invitan al baile y congregan a los fans del estilo que, si bien no son muy numerosos, jamás han dejado de ser fieles al mismo. Comenzaron con Caledonia e interpretaron temas su Here We Go Again (I’ve Got a Girl, I Think I So in Love, Here We Go Again) y su anterior trabajo, Money Maker (el homónimo, Hey Man, All Your Love), así como otros con reminiscencias clásicas, como el Lonesome Train. Todo bien tocado y cantado y con un saxofón que llamó la atención del respetable y de Spike, que subió, armónica en mano, para unirse a la fiesta durante unos segundos con toda naturalidad. El público, cada vez más numeroso, bailó y la banda terminó más que satisfecha. Otro grupo que puede moverse en su estilo con tranquilidad y la ventaja que da estar en la veintena.

THE WILD ONES

Eran aproximadamente las once y diez cuando The Quireboys hicieron su aparición en el escenario de La Casa. Algunos, como veníamos anunciando desde hace días, teníamos muy claro el lujo que supone ver a una de las mejores bandas de rock con mayúsculas en tu ciudad. Era una ocasión ineludible y no la habíamos dejado pasar. Los primeros acordes del Black Mariah fueron más que suficientes para encender una llama que no se apagó hasta cerca de la una. Y es que Spike es un animal de escenario como pocos; puro rock & roll. Su figura, muy en forma, sus típicos tejanos ligeramente acampanados, su chaleco, su ya icónico pañuelo, sus bailes de inspiración tyleriana y su costumbre de pasarse continuamente la lengua por los labios entre frase y frase forman parte del todo que es ese frontman, cuya voz es una de esas que reconoces en cualquier situación, alejada de las asépticas tan en boga en algunos programas y estilos. Poco importa si las cuerdas vocales están un poco mejor o peor un día en concreto. La actitud y el conjunto de su dominio escénico son más que suficientes para que la magia vuelva a hacer su aparición.

THE QUIREBOYS

Mientras recordamos como subía la temperatura con Too Much, Misled o There She Goes, hemos de hacer justicia y decir que Guy Griffin (guitarra) Keith Weir (teclados) Paul Guerin (guitarra) Dave McCluskey (batería) Nick Mailing (bajo) son un gran equipo con el que jugarse los cuartos. Los cuatro primeros llevan con Spike, al menos, desde 2004 y eso, en una formación que ha tenido varias decenas de miembros, es mucho tiempo y permite hablar de unos Quireboys reales, más allá de la figura omnipresente y top 10 de Spike.

THE QUIREBOYS

La audiencia canta con unos fantásticos Rock & Roll y Mona Lisa Smiled y, mientras contemplo feliz a un padre pasar el testigo del rock a su hija justo al lado de mí, reflexiono sobre otro de los secretos del éxito de una banda que no muestra virtuosismo exhibicionista en ninguno de sus miembros: las canciones. Temas bien construidos e interpretados, basados en los matices en voz e instrumentos. Canciones en las que pasan de suaves y susurrantes intros a explosiones rítmicas sobre una base potente y conjuntada, sin ahorrar watios ni estribillos.

THE QUIREBOYS

Cantamos Hey You y ese Beautiful Curse, que en poco tiempo se ha transformado en un hit de la banda, e intuimos que el show encara su recta final. Evocación de sonido sureño con armónica en los labios de Spike, tubo en los dedos de Paul y Guy, teclado muy bien integrado en los temas y potente base rítmica: 7 oclock (at half fast twelve). Fiesta total que llega, poco a poco, a su final y la llama no se apaga sino que quema en los pies y nos hace bailar.

THE QUIREBOYS

Aún quedan dos joyas que disfrutar. I Don’t Love You Anymore brilla por matices, interpretación y hechuras de baladón con trasfondo de ruptura. Virtuosismo gratuito no, pero sí dominio de técnicas y matices, pausa, silencios, variación de volúmenes…En definitiva: maestría.

THE QUIREBOYS

Traca final con Don’t Bite the Hand That Feeds You a todo trapo, con el personal bailando y Jaime, el saxofonista de The Wild Ones, invitado a unirse a la fiesta y cumpliendo con creces. Spìke se busca una armónica en el bolsillo para acompañar al saxofón, la prueba fuera de micrófono y no es la de la nota adecuada; hace lo mismo con la del otro bolsillo con el mismo resultado y, deportivamente, se resigna y deja seguir el tema que, como una locomotora desbocada, nos lleva al final del viaje, Sex Party. Así terminamos de arder en la hoguera de una banda única, de primer nivel y que comienza una gira que no deberías perderte.

THE QUIREBOYS

“Gracias por mantener vivo el rock & roll con los Quireboys”, son las palabras de Spike. Así es y eso es lo que hacen ellos. Eso es lo que tratamos de hacer nosotros. Tú pregúntate: Hey you, what can I do?

SETLIST QUIREBOYS

  1. Black Mariah

  2. Too Much

  3. Misled

  4. The Finer Stuff

  5. There She Goes

  6. Roses & Rings

  7. Gracie B

  8. Rock & Roll

  9. Mona Lisa Smiled

  10. Whipping Boy

  11. Tramps & Thieves

  12. Hey You

  13. Beautiful Curse

  14. Sweet Mary Ann

  15. 7 oclock

  16. I Don’t Love You Anymore

  17. Don’t Bite the Hand That Feeds You

  18. Sex Party

     

THE QUIREBOYS
THE QUIREBOYS

THE QUIREBOYS

THE QUIREBOYS

THE QUIREBOYS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show