SHIRAZ LANE – Carnival days (2018)

Como pasar del “delete all” a compra segura en poco más de diez minutos: A veces me pasa. Es tanta la información que recibo a diario de nuevos lanzamientos, giras y conciertos, bandas que se reúnen, otras que se despiden…. que es imposible estar atento a todo. Eso sin contar obligaciones familiares, trabajo, etc, etc.

Así que más de una semana después de que su fecha oficial de publicación me pongo a escuchar en mi Ipod la descarga promocional del segundo cd de los finlandeses Shiraz Lane. La tenía completamente olvidada. Es más, y siendo totalmente sincero, mi intención inicial era darle una escucha por encima y mandarlo a la papelera. Hacer un “delete all” que dice un buen amigo.
Esperaba encontrarme otro grupo clónico estilo Crashdiet, Crazy Lixx o Santa Cruz de esos que en los países nórdicos surgen de debajo de las piedras pero que, salvo contadas excepciones, a mi no me aportan gran cosa. Pero…. OH, SORPRESA!!!! En los segundos iniciales del primer tema empiezo a oír un piano, una sección de viento y un ritmo como de musical americano de los años 50 que invita a dar palmas, chasquear los dedos y bailar a lo Gene Kelly (todo ello en clave de Hard Rock, por supuesto). Joder!!! (con perdón) Esto suena fresco, divertido y sobretodo razonablemente diferente a lo que estoy harto de escuchar. A ver si al final va a resultar que este disco no es lo que yo creía que iba ser. Total, que me pongo a escuchar con atención. Al finalizar el tercer tema estoy completamente enganchado y he cambiado mi idea original de hacer el “delete all” y lo que hago es ir desesperado al navegador del Ipod a buscar donde comprar el disco para que me llegue lo antes posible.

Las canciones:
Como decía el disco se inicia con la alegre y festiva “Carnival Days“. No es la típica canción cañera con la que se suele empezar un disco de Hard Rock, más bien al contrario. Gran estribillo y una composición elaborada para lo que estamos acostumbrados en el género.

El papel de tema guitarrero, directo y rompedor sí lo cumple el segundo tema “The Crown“, aunque de nuevo con matices interesantes, como por ejemplo el puente que separa estrofas de estribillo. Mención especial merecen también los trabajadísimos coros, en esta canción en particular y en todo el disco en general.

Más convencional resulta el primer single del disco “Harder To Breathe“, que vio la luz allá por el mes de octubre del pasado año. Con unas guitarras fuertes al estilo Hardcore Superstar por ejemplo. Lo más destacado de la canción es el estribillo apoyado en unos teclados muy sutiles (si no te fijas ni los oyes, pero si no estuvieran ahí no sería lo mismo) y la energía que transmiten las guitarras. Buen tema; rápido y directo, pero no de los más destacados en mi opinión.

Tidal Wave” suena muchísimo a los suecos H.E.A.T, sobre todo las estrofas. El estribillo es otra cosa, de nuevo los teclados imitando una sección de viento y más en primer plano esta vez, marcan la diferencia.

Gotta Be Real” es una balada con cierto tinte a los Aerosmith/Guns N’ Roses más melosos que copaban las listas de éxitos de las radio formulas americanas hace unas décadas. Pero de verdad a lo que a mi me recuerda este tema es a Bad City; aquel fantástico grupo de Chicago que nos sorprendió a todos con el fabuloso Welcome To Wasteland (Atlantic Records, 2010), que por desgracia acabó siendo su primer y único disco. En mi opinión: TEMAZO!!!

A inicios de año se publico el segundo single/video para promocionar este disco. Se trata del tema “People Like Us“. No sé explicar demasiado bien el motivo, pero esta canción fue la primera que verdaderamente me hizo “tilín” del disco (luego han venido varias más). Supongo que ver el video en YouTube ayuda. Es una canción positivista, de nuevo con un piano marcando un alegre ritmo de fondo, con un estribillo sencillo pero muy efectivo y de nuevo perfectamente trabajado en cuanto a coros.

Shangri-La” es una canción lenta y preciosista en cuanto a producción. La diferencia ente saber producir un disco y no saber cobra una importancia vital en esta canción. Partiendo de una buena composición (sin eso no hay nada que hacer) el tema está lleno de detalles muy interesantes. Coros en primer plano junto a otros más de fondo, perfectamente encajados. Unas castañuelas (o instrumento similar) que suenan de vez en cuando y que añaden un toque diferente y original. Los cambios de entonación del jovencísimo cantante Hannes Kett en el estribillo son dignos de destacar también; cuando escuchas la canción por primera vez esperas escuchar una frase en un tono, de repente el cantante baja el tono en la última palabra y ese es el toque maestro y definitivo para que el estribillo quede redondo de verdad (si algún músico lee esto se estará echando unas risas y las manos a la cabeza ante tanta incultura musical e incompetencia, pero yo no sé explicarlo mejor). El tema me recuerda a lo mejor de los dos primeros discos de Danger Danger y eso no es moco de pavo (¡me encanta esta expresión!).

“War Of Mine” es otro de los temas más destacados del disco, aunque al principio no me lo pareció. Las guitarras destilan cierta mala leche al estilo de los Skid Row que nos enamoraron a todos hace casi 30 años, pero de nuevo la bomba es el estribillo. Qué facilidad tienen estos chavales para crear melodías molonas sin sonar predecibles.

Shot Of Life” puede que sea el tema más normalito del disco. Y recalco que he dicho “normamlito”, no malo, flojo o soso. Las guitarras y la canción en su conjunto me suenan algo a Extreme época Pornograffitti.

Hope” es otra canción lenta y me recuerda esta vez a las baladas de otro disco que para mi está en los altares de la música. Me refiero al Tainted Angel de los SouthGang del genio Butch Walker y de Jesse Harte. Siempre insisto en lo mismo: es casi imposible que una balada hoy en día me transmita lo mismo que aquellas de finales de los 80 y primerísimos 90 que tantos de nosotros nos sabemos de principio a final. Pues si trasladas esta canción a 1989 y te imaginas un video de aquellos flipantes que nos ponían en la MTV por esa época tengo muypocas dudas que estos chavales lo hubieran petado como hicieron Mr. Big, Skid Row, Poison o tantos otros cuyas baladas fueron la puerta de entrada a cifras de ventas millonarias.

El disco cierra con “Reincarnation“; una canción fenomenal de nuevo (y ya van unas cuantas) que aúna lo mejor otra vez de bandas como Aerosmith o Guns N’ Roses y temas como November Rain o Estranged.

En resumen:
Disco IM-PRES-CIN-DI-BLE si te gusta el Hard Rock de corte americano y/o nórdico de todos los grupos citados con anterioridad. Los jovencísimos Shiraz Lane han dado un paso adelante gigantesco respecto a su álbum de debut, que ya recibió muy buenas críticas. Por encima de todo quiero destacar la composición de las canciones. A estas alturas no es nada fácil hacer un disco de este estilo sin copiar lo que ya hemos escuchado una y mil veces antes. Estos chavales tienen algo diferente; una habilidad, un don, un toque o llamarlo como queráis.
Seguro que pensareis que exagero y me estoy pasando tres pueblos. Pues compraros el disco, lo escucháis y entonces tendréis argumentos para rebatir mis osadas opiniones. Aceptaré críticas e insultos con total deportividad. Pero aviso, a mi nadie me baja del burro. Estamos ante un autentico discazo!!!

La producción del para mi desconocido Per Aldeheim es perfecta. La mezcla y la masterización del Cd corren a cargo del equipo habitual de los Fascination Street Studios (Örebo, Suecia) encabezados por Jens Bogren, garantía total de sonido perfecto y por cuyas manos han pasado trabajos de gente tan dispar como Kreator, H.E.A.T, Orphaned Land, Symphony X, Pain Of Salvation o Paradise Lost.

————–

…. y una última cosa, bastante políticamente incorrecta me temo, voy a decir (si no reviento). El disco lo publica Frontiers y eso creo que juega clarísimamente en su contra. Corren tiempos muy difíciles para vender discos, todos lo sabemos, pero es que los napolitanos tratan por igual todos sus lanzamientos como si de una fábrica de producción en serie se tratara. Cada mes publican 4 o 5 discos y siempre con la misma promoción, los mismos adelantos en redes sociales, etc . Y este no es un disco más. Shiraz Lane hubieran merecido caer en manos de otro tipo de compañía, que apostara a muerte por ellos. Es una tremenda injusticia que un trabajo así no llegue a un público más mayoritario. Incluso es posible que muchos amantes del género lo desprecien pensando que es simplemente un producto más de la fábrica de churros italiana.
Así que mi misión durante los próximos días es hacer saber a todo el que se me ponga por delante que este disco vale muchísimo la pena. Y esta crítica es un primer paso.

A la venta desde el pasado 23 de febrero.

Alberto Lozano.
https://www.facebook.com/alberto.lozano.750

Track list:
1- Carnival Days
2- The Crown
3- Harder To Breathe
4- Tidal Wave
5- Gotta Be Real
6- People Like Us
7- Shangri-La
8- War Of Mine
9- Shot Of Life
10- Hope
11- Reincarnation

Line-up:
Hannes Kett – voz
Jani Laine – guitarra solista
Miki Kalske – guitarra rítmica
Joel Alex – bajo
Ana Willman – batería

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Dirección y Webmaster - Carlos Destroyer
ROCK ANGELS Hard, Heavy & Melodic rock web & radio show